EL HOMBRE QUE FUE CHESTERTON, DE JOSÉ RAMÓN AYLLÓN

, 0 Comentarios

Gilberth Keith Chesterton fue uno de los autores ingleses más prolíficos y polémicos del siglo XX. Nacido en 1874 en el seno de una familia de clase media británica, desde su juventud tuvo una visión heterodoxa del mundo y un sentido crítico muy agudo. Su sensibilidad artística le llevó a estudiar dibujo y pintura en la Slade School of Art, en una época en la que comenzó a interesarse por el espiritismo y la ciencias ocultas.

De hecho, la religión fue un tema importante durante toda su vida. Anglicano por bautismo y agnóstico por ideología, en 1901 se casó con Frances Blogg, anglicana practicante, que llevó a Chesterton a una reflexión más profunda sobre la religión y a acercarse al cristianismo anglicano con una mayor convicción. Durante esta etapa fue profundizando más en los textos patrísticos, ampliando su conocimiento sobre el cristianismo y manteniendo una intensa correspondencia con católicos como John O'Connor o Ronald Knox, personajes que sin ninguna duda le influyeron en su importante decisión de convertirse al catolicismo en 1922.

Aunque Chesterton suele ser tildado de conservador por la importancia que tienen los valores tradicionales en su pensamiento, lo cierto es que se aleja del estereotipo de conservador que todos tenemos en mente. Chesterton buscó un modelo ideal para la vida humana, y encontró en el catolicismo precisamente ese modelo. Ahí reside en buena parte la heterodoxia de este autor. Chesterton no niega que los dogmas de la Iglesia sean dogmas, pero, frente a la visión popular del dogma como una prisión para el pensamiento, el autor británico cree que que el dogma cristiano marcan el camino a la verdad. El asombro por la existencia, la crítica la cientifismo y al materialismo triunfante de principios del siglo XX y la sensación de que el ser humano necesita una visión completa de la vida son ideas fundamentales para entender el pensamiento de Chesterton, cuyas ideas son el preludio de una época en la que se pondrá en cuestión la ideología dominante desde las más diversas perspectivas.

Fue un autor más que fecundo y su obra abarca géneros como la poesía, la narrativa, el periodismo y la literatura de viajes. Su obra maestra, sin ninguna duda, fue El hombre que fue Jueves, publicada en 1908. Esta obra relata las peripecias del policía Gabriel Syme, infiltrándose en la cupula de una organización anarquista. Aunque el argumento parece propio de una novela policíaca convencional, lo cierto es que sucesivos giros de los acontecimientos convierten esta obra en una profunda reflexión sobre la condición humana y el significado de la vida, lo que ha hecho que esta obra en particular siga siendo una lectura imprescindible tanto en las facultades de literatura como en las de filosofía.

De hecho, la fascinación que que sigue despertando Chesterton más de 80 años después de su muerte ha llevado al filósofo José Ramón Ayllón a publicar El hombre que fue Chesterton, una biografía en la que se repasan los hechos más señeros de su vida y su trayectoria intelectual. Esta obra no sólo es interesante para conocer a un autor igualmente interesante, sino que además es una oportunidad magnífica para descubrir una forma de ver la vida que marcó una época.  Nos lo presenta la editorial Palabra.


ColecciónPalabra hoy
Edición1ª, mayo 2017
Páginas272
Formato21,5 x 13,5
EncuadernadoRústica
IdiomaEspañol
ISBN978-84-9061-561-4
EditorialPalabra






Asturlibros Noroeste

Asturlibros Noroeste Empresa distribuidora independiente de libros, papelería molona, álbum ilustrado y cómic. www.asturlibros.es